Inicio > Tecnología y Actualidad > El Museo de los Niños, 30 años aprendiendo jugando (Venezuela)

El Museo de los Niños, 30 años aprendiendo jugando (Venezuela)

2 julio, 2012

La Fundación Museo de los Niños

Es una institución privada, sin fines de lucro, cuya misión es contribuir a la formación y recreación de la infancia, mediante la divulgación de la ciencia, la cultura, el arte y los valores fundamentales de nuestra sociedad. Para cumplir su misión creó el Museo de los Niños de Caracas.

Breve reseña histórica

A principios de 1974 el gran reto era cómo materializar un museo para niños bajo un enfoque participativo, de avanzada… diferente, con la misión de contribuir a la formación y recreación de la infancia mediante la divulgación de la ciencia, la tecnología, el arte y los valores fundamentales de la sociedad; y constituirse en un centro de divulgación científica para los niños de Venezuela.

Para determinar las áreas del conocimiento y las edades de los niños a quienes se dedicaría el Museo de los Niños de Caracas, se consideraron: la información recogida en los diferentes centros y museos de ciencia visitados en el extranjero; el análisis de los intereses de los niños; las características del niño y el joven venezolano; la necesidad de reforzar los conocimientos adquiridos en la escuela; la carencia de institutos donde el niño pudiera aprender principios científicos mediante el juego; la convicción de que un museo de ciencia y tecnología tiene un papel destacado en la popularización y difusión de los conocimientos indispensables para mejorar la calidad de vida de las generaciones futuras.

Como resultado, se estableció que las áreas básicas del Museo serían Biología, Comunicación, Ecología y Física presentadas a través de exhibiciones y experiencias dirigidas principalmente a niños entre 6 y 14 años.

El 07 de agosto de 1982 el Museo de los Niños de Caracas, el primer museo para niños de América Latina, abrió sus puertas; el sueño se hizo realidad. la tenacidad de Alicia Pietri de Caldera y un grupo de personas proactivas lo lograron.


Para identificarlo se requeria de un símbolo que representara un Museo de ciencia y tecnología para niños; para su diseño se abrio un concurso que gano el artista Jorge Blanco con una propuesta basada en la combinación de dos aspectos: el mundo de la ciencia y los niños. La combinación de un niño “Museito” jugando con el arcoiris simboliza la oportunidad que se da a los niños de divertirse mientras aprenden.

Años más tarde, ante el auge de los conocimientos espaciales se tomó la decisión de hacer una exposición permanente sobre los temas de la exploración espacial y los avances de la astronomía y astronáutica. Era un proyecto indispensable en un museo de ciencia y tecnología a las puertas del año 2000.

Un proyecto de esta envergadura significó recorrer nuevamente el largo camino de la solicitud de ayudas económicas; se tocaron cientos de puertas… y la ayuda no se hizo esperar.

En 1987 se iniciaron los contactos con la National Aeronautics and Space Administration (NASA) y otras instituciones norteamericanas para hacer una rigurosa investigación y determinar lo que se presentaría al público.

Inaugurado el 12 de octubre de 1993, el nuevo edificio aumentó la capacidad de visitantes, multiplicó el número de taquillas, amplió las dependencias administrativas y el servicio al público en general. El paisajismo original de Parque Central fue respetado, y, además, se crearon áreas verdes alrededor del parque infantil que se instaló para acrecentar el disfrute tanto de los niños visitantes como de la comunidad.

En el año 2002 se inauguró la exposición en “La emoción de vivir sin drogas” con el objetivo de lograr que los visitantes se acerquen al tema de las drogas y puedan comprender la necesidad de rechazarlas para evitar daños irreversibles que limitan su capacidad para desarrollarse como individuos y como miembros de la sociedad.

Desde el 2003, en alianza con Pfizer de Venezuela, el “Museito sobre ruedas”, ha visitado las escuelas y Alcaldías de Caracas llevando a los niños información sobre temas de biología y física.

En el año 2004 se montó una exposición para preescolares denominada “Una gran caja de colores” que ha venido a llenar el vacío que existía en el Museo para iniciar a los niños menores de seis años en la exploración y el descubrimiento científico.

Hace tres décadas el Museo de los Niños de Caracas abrió sus puertas con la misión de ayudar a los niños a “aprender jugando” los principios de la ciencia, la tecnología, el arte y los valores fundamentales de la sociedad

La idea era y es novedosa y retadora: Convertirnos en un lugar donde los niños, al tiempo que se divierten, refuerzan los conocimientos adquiridos en el aula de clases y adquieren muchos otros, interesándose por temas diferentes y despertándose vocaciones profesionales.

 

A lo largo de estos 30 años el Museo ha cumplido su misión:

Son millones los niños que han interactuado con sus exhibiciones que, también, se han ido aumentando en numero y renovando, para ir acorde con los avances de la ciencia y la tecnología.

Son miles los jóvenes que, como Amigos Guía, han colaborado con los visitantes para hacer mas grata su visita.

Los docentes lo ven como una herramienta que los apoya para trasmitir conocimientos a sus alumnos;

y los padres, interesados en ayudar a sus hijos a prepararse para el futuro, encuentran en las exhibiciones un soporte para abordar temas que –a veces- resultan difíciles de explicar.

Los años han pasado, muchas cosas han cambiado en el mundo y en el país; los niños se han vuelto mas curiosos, el ritmo del cambio es mas intenso, pero el Museo de los Niños de Caracas se ha mantenido fiel a sus objetivos y ha permanecido abierto para todos los que quieren aprovechar lo que les ofrece: una puerta abierta al conocimiento.

Mantener al Museo en excelentes condiciones de infraestructura y actualización tecnológica requiere de un esfuerzo constante, que se realiza con el esfuerzo de un equipo que trabaja día a día con pasión, optimismo y tenacidad para optimizar los recursos financieros e inversiones necesarias

La labor del Museo ha ido mas allá de las exhibiciones: se han publicado folletos que contribuyen a reforzar los conocimientos y continuamente se realizan talleres para los docentes y rutas sobre temas específicos para los niños

Hoy, después de 30 años, el Museo de los Niños de Caracas tiene un prestigio bien ganado, nacional e internacional, como centro educativo-recreativo. Este nuevo aniversario nos encuentra llenos de optimismo, renovando el compromiso de continuar trabajando –con excelencia y dedicación- por los niños de Venezuela, y es ocasión propicia para recordar a nuestra Fundadora,  Doña Alicia Pietri de Caldera, cuya ejemplo de constancia, tenacidad y dedicación a los niños es una motivación para continuar trabajando con el objetivo de que el Museo de los Niños de Caracas se mantenga en el tiempo al servicio de los niños de nuestro país.

maravillosarealidad.com es el sitio web del Museo de los Niños en la ciudad de Caracas. Este es un centro educativo-recreativo que brinda alternativas de apoyo al aprendizaje, pues complementa y refuerza los conocimientos adquiridos en el aula, a la vez que fomenta la creatividad en un ambiente divertido. Las exhibiciones que encontrarás aquí son: Biología, Comunicación, Ecología, Física, Conquista del Espacio, Una Gran Caja de Colores, La Emoción de Vivir sin Drogas, Museito sobre ruedas y El Planetario. En el icono Maestros, se muestra como los docentes pueden utilizar el museo como instrumento de apoyo en los temas desarrollados en clases. www.maravillosarealidad.com, la dirección en Internet del Museo de los Niños.

Comunicación

La necesidad de comunicarse, de establecer vínculos con otros hombres para compartir sus vidas y experiencias llevó a los hombres a desarrollar sistemas para relacionarse y, al usar la tecnología, crearon sofisticados medios de comunicación que contribuyeron a crear un mundo globalizado. Para mostrar los medios de comunicación y su utilidad, la manera cómo se elaboran y se transfieren los mensajes se encuentran las siguientes exhibiciones.

Lenguaje: En un mural, el visitante encuentra información sobre el lenguaje no verbal y símbolos universales; descubre la evolución de nuestro alfabeto y lo compara con otros.

Retroalimentación: A través de diferentes exhibiciones, el visitante comprueba cómo él puede modificar el mensaje, o la forma cómo lo transmite, y descubrir la importancia que tiene el cerebro en el proceso de recepción de mensajes externos.

Telecomunicaciones: Cómo se realiza una llamada telefónica local o internacional; el funcionamiento de las antenas parabólicas y el papel que desempeñan en la recepción de señales provenientes de los satélites de televisión o telecomunicaciones. La comunicación a través del video-teléfono y la navegación por Internet.

Televisión: En un estudio de televisión se realiza el proceso para elaborar un mensaje televisivo, asumiendo los roles de camarógrafos, directores, luminitos, sonidistas, actores.

Fotografía: A través de varias exhibiciones, se descubre la importancia de la luz en la fotografía y cómo la cámara fotográfica puede captar las imágenes en una forma similar al ojo humano. Dentro del Laboratorio se experimenta con el proceso para la obtención de una fotografía.

Cine: En la Cinemateca, el visitante descubre los orígenes del cine. La proyección de una película sirve de punto de partida para un cine-foro.

Computación: Se muestra la importancia de esta tecnología, su principio funcional y los elementos que la convierten en máquinas útiles para el hombre.

Casita Antañona: Reúne elementos utilizados en un hogar tradicional, con el objeto de mostrar las transformaciones que, como resultado de los avances tecnológicos se han incorporado y se muestran los juguetes usados tradicionalmente por los niños venezolanos.

Fuentes, http://www.maravillosarealidad.com/,  Altadensidad

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: