Inicio > Informática e Internet, Tecnología y Actualidad, Tecnologia > Samsung Galaxy Note 4, análisis

Samsung Galaxy Note 4, análisis

30 octubre, 2014

 

Samsung Galaxy Note 4, análisisHace tres años Samsung sorprendía a muchos y provocaba la hilaridad de otros tantos al anunciar el lanzamiento de su primer Samsung Galaxy Note. A caballo de su éxito con la gama Galaxy se atrevía con un formato al que nadie hasta ahora se había atrevido a hincar el diente (el over 5 pulgadas) y de paso provocaba la creación del término más infame de los acuñados en el mundo de la tecnología: el phablet (Jesús).

En Octubre de 2011, a la vez que Samsung lanzaba su primer Galaxy Note, Apple presentaba su iPhone 4S, la antítesis del factor de forma del phablet de Samsung. El 4s ofrecía una pantalla de 3,5 pulgadas frente a las 5,3 del Note, un peso de 140 gramos frente a 178 y medio milímetro menos de espesor. Un tanque frente a una libélula.

Ficha técnica

  • Fabricante: Samsung
  • Modelo: Galaxy Note 4
  • Pantalla 5.7 pulgadas LCD
  • 3 Gbytes RAM
  • 32 Gbytes almacenamiento
  • Ranura microSD
  • Cámara sensor 16 mpx.
  • Batería de 3.220 mAh
  • NFC, Bluetooth 4.0, 4G, carga inalámbrica, acelerómetro, barómetro, huella dactilar, s-pen
  • Samsung Galaxy Note 4
  • Precio:800 euros.

Pero con el tiempo el tanque se reveló más popular de los que los responsables de Cupertino o el resto de la industria pudieran imaginar. Ya no se miraba a los propietarios de los Note por encima del hombro, se envidiaba ese amplio espacio para teclear y visualizar en la pantalla, ese puntero inteligente. Pronto empezaron a aparecer los primeros phablet de la competencia. Pero lo más relevante de este año no es solamente el lanzamiento de la cuarta generación de Note. Lo más relevante es queApple se ha rendido.

Tras tres años de mirar con condescendiente suficiencia el nacimiento del primer Galaxy Note los responsables de Cupertino han visto las orejas al lobo y han lanzado su phablet: el iPhone 6 plus, su propio “tanque” de 5,5 pulgadas y 172 gramos de peso. Por cierto que no les va nada mal. El caso es que Samsung sigue demostrando con este nuevo llegado a la familia que son capaces de ofrecer algo diferencial que no solamente depende del mero formato.

Y es que aunque muchos han copiado el tamaño del dispositivo, ninguno se ha atrevido aún a imitar la filosofía del producto. Porque la saga de los Galaxy Note no solamente se distingue por el tamaño del dispositivo, del que ha caído víctima más de un bolsillotristemente deshilachado. El factor realmente diferencial de esta gama de productos es su S-Pen, el puntero activo que hace mucho más que facilitar el que marquemos o seleccionemos en la pantalla.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Una vez hecho un repaso de la breve historia de los Galaxy Note es justo que nos centremos en el recién llegado al ring de los pesos pesados. Para el primer asalto vamos a fijarnos en el diseño y aspecto exterior, que ya adelantamos que es realmente impresionante. El nuevo Note tiene más en común con su hermano pequeño Galaxy Alpha que con sus antepasados de la familia Note, aunque su aspecto exterior es muy similar al del Note 3.

La razón es que para la fabricación de este nuevo modelo se ha elegido una carcasa de aluminio en vez de encomendarse tanto al plástico. Esto se nota enseguida en el tacto de los bordes, en la extraordinaria rigidez del terminal y, como aspecto menos positivo, en eltacto algo rugoso de los bordes si los tocamos en la parte frontal.

Por otro lado la tapa posterior ha sido diseñada con un material plástico que consigue un tacto muy parecido a la piel sintética. La textura está realmente conseguida y eso hace que conjuntamente con el armazón metálico el teléfono tenga un aspecto y tacto realmente premiumEl conjunto lo corona una pantalla Gorilla Glass 3 de muy alta calidad.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Galaxy Alpha a la izquierda y Note 4 a la derecha. Mucho en común.

Como siempre el dispositivo puede abrirse para insertar memorias MicroSD, sustituir la batería e insertar la Micro (no Nano) SIM en línea con la filosofía de los terminales de Samsung. La sensación en general es que el Note 4, a pesar del aumento de tamaño de la pantalla, apenas tiene diferencias de manejo con el Note 3. Es igualmente usable con una mano y no se nota una diferencia sustancial de peso o dimensiones.

Los datos lo corroboran. Si el Note 3 tenía un tamaño de 151.2 x 79.2 x 8.3 milímetrosel nuevo Note se ajusta más o menos a esas medidas e incluso rebaja la anchura con unas dimensiones de 153.5 x 78.6 x 8.5 milímetros con el mismo tamaño de pantalla (5,7 pulgadas). Una lástima que no se hayan podido eliminar las protuberancias, sobre todo la de la cámara.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Samsung Galaxy Note 4 a la izquierda y Note 3 a la derecha. Pocas diferencias a la vista…

Si por otro lado lo enfrentamos con el iPhone 6 plus el dispositivo de Samsung gana ligeramente con la comparación. El móvil de Apple tiene un tamaño de 158,1 x 77,8 milímetros, por lo que es más alto y prácticamente igual de ancho a pesar de tener una pantalla dos décimas de pulgada más pequeño.

En resumen el aspecto y manejabilidad del Note 4 es sobresaliente. Como viene siendo habitual en Samsung, la compañía coreana ha hecho un gran trabajo tanto con sus diseñadores e ingenieros como escuchando a sus usuarios y ha mejorado muchos aspectos de la anterior generación, a veces de forma sutil y otras con cambios más importantes.

En la parte posterior podemos como siempre abrir la tapa de forma sencilla para acceder a la batería, a la SIM y a la tarjeta SD, La batería es de diseño alargado, como en los últimos modelos de Samsung y a diferencia del Note 3. Esto permite una mejor recepción de las distintas antenas y por otro lado permite dejar hueco a la ranura MicroSD sin necesidad de retirar la batería.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Pero aunque el diseño es gran protagonista, la verdad es que una de las características más impactantes del nuevo modelo es cuando vemos la pantalla en acción. Samsung ha conseguido meter en 5,7 pulgadas una densidad de puntos de 515 puntos por pulgada (frente a los 400 del iPhone 6 plus).

Se trata de un display Super AMOLED que ofrece la increíble cantidad de 1440 x 2560 pixeles. Es decir, si en casa (como yo) vuestro salón luce con orgullo un televisor Full HD el Galaxy Note 4 superará abundantemente la definición de vuestra pantalla y quién sabe si acabaréis viendo el fútbol en vuestro Smartphone para no perder detalle.

La saturación de los colores es excepcional y es todo un espectáculo disfrutar de fotos o películas en un panel de estas características. Han conseguido también, a pesar de las limitaciones en este sentido de las pantallas AMOLED, superar las cifras de brillo de sus antecesores obteniendo una aún mejor legibilidad en condiciones de luz directa.De hecho bastante mejor que su antecesor Note 3.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Sobre el contraste la calidad es sobresaliente, gracias a la capacidad de los paneles AMOLED de apagar los pixeles que deben mostrar partes en negro. Trabajar con textostambién se beneficia de forma muy clara con este importante aumento de resolución. La definición de cada caracter se nota sobre todo si tenemos que trabajar a corta distancia y contribuye a que la pantalla sea útil para trabajar.

Samsung ha hecho por otro lado un trabajo excepcional para que una pantalla de este tamaño y resolución no suponga un problema a la hora de la autonomía. Aún conservando prácticamente la misma capacidad de batería, la duración de la misma es mayor que la del Note 3 que ya era una de las más largas de su categoría.

Así una vez más podemos llegar prácticamente a las 48 horas de uso normal sin necesidad de recargar, eso sin recurrir al modo de ahorro de energía. Además Samsungha incorporado un méto

do de carga rápida por el que es posible llegar al 50% de la carga en sólo 30 minutos. Este de la autonomía es un punto en el que la gama Note siempre se ha distinguido, y el Note 4 no decepciona en ese sentido.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Otro punto en el que Samsung ha puesto especial cuidado es en el rediseño del nuevo S-pen. Este puntero característico de los modelos Note de Samsung ha sido uno de los caballos de batalla de la empresa coreana desde el lanzamiento de su primer phabletCon el Note 4 se han mejorado tanto el diseño como las funciones del mismo.

En primer lugar el nuevo S-pen es más manejable y fino que el anterior con una textura rugosa que lo hace más agradable al tacto y menos propenso a resbalarse de los dedos a pesar de su menor tamaño. Se ha modificado el diseño del botón haciéndolo más sensible y usable.

En la parte del dispositivo Samsung ha mejorado la sensibilidad al S-pen incorporando un digitalizador que permite reconocer hasta 2048 niveles de presión distintos. Eso es de gran importancia para aplicaciones como las de reconocimiento de firmas, en las que no solamente se almacena el trazo sino también la presión que se aplica en cada momento.

Para acompañar estos avances en la parte del hardware Samsung ha incorporado cambios también en el software. Como en versiones anteriores nada más extraer la S-pen se activará un menú especial circular en el cual podemos elegir varias opciones, como el Action memo (mejorado), Smart Select (que permite selección múltiple), Image Clip y Screen Write, para escribir inmediatamente y sin activar otra aplicación cualquier nota manuscrita o dibujo.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

La aplicación S-note por su lado ha sido mejorada también. Ahora es posible por ejemplo realizar una foto a un documento escrito. La aplicación enderezará la foto y luego realizará un reconocimiento de caracteres para que podamos editar, enviar o lo que queramos con el texto así reconocido. Otra característica que nos ha encantado es la posibilidad de dejar notas de todo tipo en el escritorio.

Las funciones activadas pasando sobre ciertos puntos de las aplicaciones (como por ejemplo fechas en el calendario) sin tocar la pantalla con el puntero se han mantenido y mejorado. Además y siempre dentro del interfaz se ha mejorado la multitarea y el manejo de múltiples ventanas.

Ahora es posible definir el tamaño de las ventanas que queremos mostrar en la pantalla, mover contenidos de una ventana a otra y cambiar el espacio que asignamos a cada una. Además ofrece un modo de manejo a una mano en el que el teléfono muestra una pantalla más pequeña dejando el resto en negro. Además aparecerá un menú especial en el lado que elijamos para manejarlo con el pulgar. Aún en este modo en realidad tendremos más resolución que en algunos terminales…

El apartado de mejoras no tiene fin, y dejaremos algunos “pecadillos” para el final. Otro avance interesante es el de la grabación de voz que permite captar sonido desde ocho direcciones y atenuar una de ellas para grabar lo que nos interese. Incluso es posible hacer esto a posteriori. Es decir, grabar por ejemplo la conversación en una mesa y al reproducir solamente escuchar lo que diga una persona.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Se ha incorporado un sensor de huellas dactilares que por fin se encuentra en el botón frontal. De esta forma podremos almacenar hasta tres huellas que nos permitirán desbloquear el teléfono sin tener que memorizar contraseñas o movimientos en una cuadrícula. Eso sí, siempre podemos tener esa posibilidad si no reconoce nuestras huellas.

Igualmente se ha aumentado el número de sensores incorporando un lector de pulso sanguíneo capaz de medir la saturación, un medidor de rayos ultravioletas (con el que el teléfono nos aconseja si debemos utilizar protección o no) además de los sensores habituales como acelerómetro, GPS…

En el apartado de las prestaciones el teléfono dispone de un procesador Quad Core de 2,7 GHz, 3 Gigabytes de RAM, 32 GB de almacenamiento interno y hasta 128 de almacenamiento en MicroSD. En nuestras pruebas superó al Note 3 en todos los apartados que no mostraban gráficos en pantalla, pero hay que tener en cuenta la resolución que ofrece el nuevo modelo. Aún así nada que impresione especialmente, aunque el manejo de la multitarea sí parece algo más optimizado (aunque no tanto como en el Alpha).

La cámara por otro lado es otra pieza impresionante de hardware. Aunque otros fabricantes es cierto que ofrecen más, los 16 Megapixeles de la cámara del Note 4 con estabilizador de imagen y grabación de vídeo en 2160 puntos hacen que sea una cámara muy respetable. Los resultados son muy buenos, aunque no a la altura de los mejores Sony o Nokia ya va faltando menos para alcanzarles.

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Y llegados al fondo del análisis tenemos que hablar de la parte negativa. Sorprende que después de que pareciera que los modelos de Samsung ya habían adoptado la MicroUSB 3.0 este modelo vuelva a la versión 2.0. Sospechamos que es un tema relacionado con la carga rápida, voltajes, etc… pero no hemos podido encontrar información al respecto.

Por otro lado y si bien el sonido en conversación es muy bueno,  el altavoz trasero no es tan eficaz como el del Note 3. Quizás se deba a la distinta disposición y tamaño de la batería con respecto al antecesor. Otra decepción es que no se haya incorporado resistencia al agua y al polvo como con el S5, pero eso ya pertenece a la categoría de “carta a los reyes magos”.

Conclusiones

Las conclusiones no pueden ser más positivas. Samsung tiene esa rara habilidad de que apenas nos demos cuenta de la transición de un modelo a otro, pero que si comparamos el último con el primero nos haremos una clara idea de todo lo que se ha mejorado. Una pantalla excepcional, una autonomía excelente (con carga rápida), un s-pen cada vez más útil…

Todo con unas aplicaciones cada vez más asentadas y útiles, como el s-health del que casi da miedo el control que puede llegar a tener de nuestras constantes vitales. Y por supuesto el uso del S-pen, con más utilidades, mejor reconocimiento de escritura,mejores prestaciones...

Samsung Galaxy Note 4, análisis

Sobran las palabras para describir este deslumbrante modelo de Note 4 by Swarosky

Está claro que en Samsung quieren seguir innovando en el tema de la escritura en pantalla y por lo que vamos viendo están consiguiendo logros realmente interesantes. En fin, un terminal que por una senda aparentemente continuista consigue ofrecer novedades muy importantes sin restar un ápice a la usabilidad y calidad que se suele encontrar en estos terminales.

Si se acabaran de pulir algunos defectos de acabado de los bordes de alumino, el tema del MicroUSB y otras quejas menores este último llegado a la saga Note superaría claramente a todos sus rivales. Y desde luego el S-pen es un factor diferencial que ha pasado de curiosa anécdota a muy interesante y útil realidad.

Fuente:  MuyComputer por Gustavo de Porcellinis

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: