Inicio > Salud > Cómo entrenar a tus hijos para que no te vuelvan loc@

Cómo entrenar a tus hijos para que no te vuelvan loc@

17 marzo, 2015

 

1. Cómo entrenar a tus hijos para dormir

Paso uno: Bota a la basura todos los libros que hablan de cómo entrenar a tu hijo para dormir.

Paso dos: Cortésmente niégate a escuchar los consejos de los demás sobre cómo ellos entrenaron para dormir a sus niños.

Paso tres: Cuando sea la hora de ir a dormir, ayuda a tus hijos a ponerse sus pijamas y luego acuéstalos en sus camas.

Paso cuatro: Diles “Buenas noches”,“Los quiero”, “Dulces sueños”, o lo que sea que les quieras decir y apaga las luces.

Paso cinco: Ayúdalos a salir de sus camas en la mañana.

Paso seis: Durante el día, cuando comiencen a comportarse como pequeños monstruos, ponlos en sus camas y haz que duerman una siesta. Podría ser una vez al día, cuatro o cinco veces. Las veces que sea necesario. Monstruos = siesta.

Paso siete: Repite los pasos anteriores.

2. Cómo entrenar a tus hijos para que recojan sus juguetes

Paso uno: Pídele tus hijos, “¿Podrían recoger sus juguetes ahora por favor?”

Paso dos: Cuando tus hijos te ignoren, en silencio saca una bolsa de basura.

Paso tres: Debido a sus previas experiencias con la bolsa de basura, los niños entrarán en pánico y ordenarán sus juguetes en un tiempo récord.


3. Cómo entrenar a tus hijos para que no tengan rabietas

Paso uno: El niño está teniendo espasmos en el suelo, porque has vertido leche en sus cereales, después de que él específicamente te había pedido que… vertieras leche en sus cereales.

Paso dos: Párate junto a él y dile: “¡Vamos! Exagera más, puedes ser más salvaje que eso, ¡estás perdiendo tu toque! ¡Grita más fuerte! ¡Vamos, hazlo! ¡Vuélvete loco!”

Paso tres: Si el segundo paso no funciona, tírate al piso con él y grita igual de fuerte.

Paso cuatro: Ayúdalo a pararse, porque ahora se debe estar riendo histéricamente de su loca madre.


4. Cómo entrenar a tu hijo para ser educado

Paso uno: Sé amable con ellos.

Paso dos: Niégate a ayudarlos (es decir, traerles un vaso de agua, ayudarlos con los cordones de sus zapatos, comprarles cosas, darles de comer) a menos que sean amables contigo.

Tercer paso: Repite los pasos uno y dos 9.657.987 veces.


5. Cómo entrenar a tu hijo para que coma lo mismo que tú

Paso uno: Cocina algo que tengas ganas de comer para la cena.

Paso dos: Pon una porción más pequeña de la misma comida en el plato de tu hijo.

Paso tres: Come.

Paso cuatro: Limpia su plato cuando haya terminado con la cena. Sabrás cuando esté listo una vez que veas el plato vacío o, a tu hijo, con la voluntad de un monje tibetano, durmiendo profundamente con su cabeza sobre la mesa. Lo más probable es que algún día tenga tanta hambre que coma lo mismo que tú. Por supuesto, no tengo idea de cuándo ese día llegará, por lo general sólo les preparo macarrones con queso, porque tengo un desorden fisiológico que me obliga a verlos con comida en sus bocas.


6. Cómo entrenar a tus hijos para usar el inodoro

Paso uno: Deja de usar pañales.

Paso dos: Muéstrales a dónde está el baño.

Paso tres: Invierte en un buen trapo para limpiar pisos.


7. Cómo enseñarle a tus hijos a ser buenas personas

Paso uno: Sé amable con ellos.

Fin.

Fuentes:  Scary Mommy y Wehearit

Anuncios
Categorías:Salud
A %d blogueros les gusta esto: