Inicio > Diseño Gráfico, Informática e Internet, Utilidades > ¿Crear webs sin escribir código es posible? La eterna promesa de los editores web

¿Crear webs sin escribir código es posible? La eterna promesa de los editores web

6 abril, 2015

Aprovechando estos días de fiesta he querido ponerme un poco las pilas con la maquetación web usando Bootstrap (además de barnizar unas estanterías para un intento de huerto hurbano). Me decanté por este framework web porque por algún lado tengo que empezar, porque parecía sencillito de entender y porque regularmente sale a la palestra el dilema de Bootstrap sí, Bootstrap no [en].

Bien. Durante el día completo que le dediqué a mi puesta a punto coder tuve una revelación: no soy capaz de usar los programas tan modernos y chulos que te prometen crear webs sin escribir código o sin saber programar. No están hechos para mí. Me siento más cómodo con un editor de texto como Sublime Text que algunos dopan con un montón de extras.

Pero les voy a contar un poco más sobre esta apasionante historia de inquietudes profesionales apta para todos los públicos.

Bootstrap es un recurso empleado con cierta frecuencia en el estudio y creo que es importante que un diseñador web tenga unas buenas bases sobre lo que se puede hacer y lo que no, teniendo en cuenta el entorno de trabajo en el que se encuentre y las herramientas de trabajo de equipo. De nada sirve que prepare visuales para webs ultra-mega-cool si el día a día o los proyectos no lo permiten encajar. Todos queremos hacer webs chulas pero a veces el tiempo y el dinero mandan.

No es que no supiera nada sobre el aspecto más técnico y developer de la web pero tampoco paso de beginner level y hacía tiempo que no le dedicaba un día entero exclusivamente a pelearme con HTML, CSS y un par de chorraditas de JS.

De hecho hacía tanto que no sacaba un hueco para esto que han ido apareciendo un buen puñado de herramientas pensadas principalmente para nosotros, los diseñadores pezuñeros del código. Estas herramientas prometen hacer de la creación de webs un auténtico camino de rosas. Me he ido tropezando con:

Algunas son herramientas de trabajo directamente en el navegador y otras son programas independientes instalados en nuestro sistema. Las hay pensadas específicamente para desarrollo con Bootstrap y otras son mucho más generalistas. Pero todas tienen en común el objetivo de suavizar la transición entre la fase de diseño y la de maquetación, sirviendo como entornos más amigables o como asistentes que prometen ayudar principalmente a los usuarios que quieren hacer webs sin saber html. Como cuando Dreamweaver se vendía como una máquina de hacer webs él solito.

webflow

Webflow es de los entornos más completitos…y que más asustan.

No he llegado a probar todos los programas que he enumerado arriba pero sí que he trasteado en diferentes momentos con Webflow, Macaw, Pingendo y LayoutIt! Por ejemplo Webflow me parece de los entornos de trabajo más completos y robustos que hay disponibles actualmente. Es un buen editor online sin embargo creo que como entorno amistoso para el novato puede llegar a asustar. Demasiadas opciones y posibilidades de configuración.

Macaw por su parte empezó muy fuerte prometiendo un entorno mucho más potente que la alternativa de Adobe, Muse, pero le he perdido un poco la pista y no sé muy bien en qué quedará finalmente. No veo que tenga mucho movimiento últimamente en los rinconcitos de diseño. Lo último que leí era previsamente una comparativa con Webflow [en].

LayoutIt! me pareció infumable y con Pingendo he realizado todo el ejercicio que tenía en mente de maquetación responsive y que me ha empujado a estar escribiendo ahora mismo. Escogí Pingendo por puro azar. Había oído hablar de Jetstrap muy bien pero al final fue Pingendo el que se llevó el gato al agua.

Pingendo NO es la solución para todos aquellos que buscamos el gran botón rojo que lance el método makeWeb('responsive','cool'); De hecho petardea lo suyo y en más de una ocasión tuve que cerrarlo y volver a abrirlo. Sin embargo en su favor tengo que decir que me ha servido para entender algunas estructuras, añadiendo y arrastrando componentes al html con el que estaba trabajando. Además presenta una interfaz sencillota y más amigable para el que verdaderamente no tenga ni idea de en dónde se está metiendo.

Como extra muy interesante tengo que añadir que el día antes me sirvió mucho echarle un vistazo a un par de cursos que hay disponibles en video2brain sobre Bootstrap 3. No daré mucho la lata en este punto en concreto pero podéis probar video2brain durante 7 días gratis o comprar los cursos con un 60% de descuento.

cursos-bootstrap

Cursos para aprender Bootstrap desde cero

Cuanto más avanzaba en el ejercicio más me daba cuenta de que en realidad no estaba usando ninguna de las características del programa. Teóricamente si usas un programa así es para poder emplar los módulos prefabricados o los asistentes. Al final terminé con la zona del editor de código maximizada para ir escribiendo directamente el HTML y las propiedades CSS necesarias. Guardaba, abría el HTML en el navegador y volvía al editor. Repetir ad infinitum.

Fue ahí donde me dí cuenta que la mejor metodología es, para mi, mamarte las bases de HTML y CSS para pegarte con ellas en un simple editor de texto. Con ejemplos muy chorras y sencillos al principio. Como si es para aprender simplemente qué es una lista desordenada y el código necesario para hacerla. Sólo así realmente entiendes qué es lo que estás haciendo. Desde la base más base de todas las bases que puedes estar pensando. Una vez tienes los conceptos iniciales claros, sí que es posible sacarle partido a un entorno como Webflow y compañía sin que todo suene a chino.

Lo curioso llega justo ahora y es que creo que en el momento en que se tienen unos conocimientos básico-intermedios, el uso de estos programas termina añadiendo una capa extra de complejidad al desarrollo. No digo que estos programas “sobren”. Particularmente me parece muy interesante cacharrear y probarlos, pero tras haber catado unos pocos sigo sin encontrar uno que realmente pueda recomendar muy fuerte hasta el punto de señalarlo con el dedo con los ojos abiertos de par en par. A día de hoy

Resumiendo: Sé que enfrentarse al código web da un poco de miedo al principio y que si de verdad no sabes hacer nada todo parece muy muy MUY cuesta arriba. En ese caso échale un vistazo a los cursos mencionados anteriormente porque hay más chicha para aprender fundamentos de HTML y CSS para novatos. Creo sinceramente que es la mejor decisión que se puede tomar en vez de buscar un sustituto en forma de programa que promete hacer el trabajo sucio por ti…y se queda por el camino.

Fuente: Criterion por Skeku

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: