Inicio > Variedades > ¿Conoces el origen de las tarjetas de crédito?

¿Conoces el origen de las tarjetas de crédito?

Si ya posees cuenta bancaria y tienes a tu disposición los productos financieros que ofrece, es probable que lo primero que hayas solicitado sea una tarjeta de crédito, porque aunque podría convertirse en un arma de doble filo si no le damos el uso correcto, resulta una útil herramienta para adquirir productos con costos elevados, que se nos hace imposible pagar de una sola vez. ¿Te animas a descubrir su procedencia?

¿Conoces el origen de las tarjetas de crédito?

Si eres de los que siempre tiene gastos de última hora, esta opción es para ti, y si al momento de pagar te quedaste sin dinero y no tienes cómo pagar la cuenta o un accesorio, desearás tener una en el bolsillo, tal y como le sucedió al protagonista de esta historia.

¿Cómo surgen las tarjetas de crédito?

Su origen se remonta a principios del siglo XX, específicamente al año de 1914, momento en que la empresa Western Union distribuye una tarjeta entre sus clientes más selectos, que no solo les permitía acceder a un trato preferente, sino a una línea de crédito sin cargos.
Hasta finales de los años 40, múltiples empresas comenzaron a emitir tarjetas de crédito propias, pero solo tenían validez en sus establecimientos, como un método para atraer clientes y facilitar las compras financiadas. En 1924, la General Petroleum Corporation emite su primera tarjeta de crédito para la compra de gasolina, y en 1929 la American Telephone & Telegraph (AT&T) emite la tarjeta Bell.

¿Sabes cuál fue la primera?

La primera tarjeta de crédito, tal y como la conocemos en la actualidad, es decir, con la que podemos pagar cómodamente en múltiples establecimientos sin tener que cargar con la tarjeta de cada uno de ellos; nace producto del azar o la casualidad, cuando tres amigos se reunieron para cenar en un restaurante de Nueva York llamado Major’s Cabin Grill, en el año de 1949.

Los comensales eran Frank X. McNamara, de la “Hamilton Credit Corporation”, Ralph Sneider, abogado y Alfred Bloomingdale, nieto del fundador de “Bloomingdale’s”, una cadena de establecimientos de artículos de lujo, quienes tras la cena acompañaron al señor McNamara a pagar, pero por alguna jugada del destino –tal vez- olvidó la billetera en casa y con la cara llena de vergüenza, tuvo que llamar a su mujer a la casa y solicitarle que le llevara dinero.

Se prometió que nunca le volvería a suceder algo así y entre los tres comenzaron a idear un método personal y seguro con el que poder pagar a crédito en diversos establecimientos. De ahí surgió Diners Club, la primera compañía de tarjetas de crédito que comenzó en 1950 y a la que se unieron 14 establecimientos de Nueva York donde funcionaba dicha tarjeta.

Al principio solamente 200 personas muy selectas disponían de una de ellas, a final de año ya eran más de 20.000 y muchos más los establecimientos que se habían unido; y lo curioso es que no eran de plástico como ahora, sino de cartulina.

Algo más de historia

Hasta 1958 Diners Club no tuvo competencia, sin embargo, ese año apareció Visa, llamada al principio BankAmericard, ya que la auspiciaba, principalmente, el Bank of America.

En el mismo año, American Express también tuvo su estreno y emitió al año siguiente, las primeras hechas del material que ha pasado a ser sinónimo de tarjeta de crédito, el plástico.

La cuarta de las grandes apareció en 1967, cuando un grupo de bancos de California, crean un sistema crediticio llamado Master Charge, que luego cambiaría su nombre a MasterCard.

Aunque en la actualidad se han popularizado y han tomado gran trascendencia, las transacciones digitales, transferencias, o procesadores de pago online como PayPal, muy por encima de eso, la tarjeta de crédito continúa como un importante aliado del consumidor al momento de comprar y cancelar, por lo que es fundamental usarla con moderación para evitar ser multados o aun peor, cumplir una condena por incumplimiento de pagos.

Ahora que ya conoces el origen, cuida tus instrumentos financieros y úsalos sabiamente, para que te mantengas con buen récord crediticio en el sistema bancario y puedas optar a mejores oportunidades de crédito y financiamiento.

Fuentes:

Carlos Román | @VeneTiger | Culturizando
Con información de: Monedas de Venezuela | Adsl Zone | Curiosfera | En Naranja

 

Anuncios
Categorías:Variedades
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: